Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» The Dark Ages(Afiliacion Elite)
Miér Dic 04, 2013 7:27 pm por Invitado

» Plumas legendarias - élite.
Sáb Jun 15, 2013 5:37 am por Pluma Afiliada

» Centro de Rehabilitación (recién abierto)
Dom Mayo 12, 2013 8:07 pm por Invitado

» Demone Esorcisti { Demonios RPG } ✘ Cambio de Botón { Elite }
Jue Abr 11, 2013 2:02 pm por Pluma Afiliada

» Fábulas: El Exilio (Confirmación Afiliación Élite)
Jue Abr 04, 2013 7:48 am por Invitado

» Pinceladas en el aire. (Élite)
Dom Mar 10, 2013 4:41 pm por Invitado

» Trama (narratología)
Dom Feb 24, 2013 7:59 pm por Etsu Kanau

» Magic World Hogwarts {Af. Normal}
Mar Feb 12, 2013 2:09 am por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón
Mar Feb 12, 2013 12:49 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Sáb Abr 09, 2016 6:51 pm.
R.P.G
Make It Up As I Go LAS CENIZAS DEL FENIX BLACKOUT Image and video hosting by TinyPic Pandemonium Aresto Momentum Image and video hosting by TinyPic Rol Pretty Little Liars

Escriberol
Titanic RPG Party Is My Lofe Image and video hosting by TinyPic . Steam & Stitches Photobucket Mapa del Merodeador A New Line Of Blood primera generación Saeptum Reformatory The Hunger Games Rol Photobucket Muffliatto primera generación Photobucket subir imagenes Hogwarts 3rd Generación Image and video hosting by TinyPic Hogwarts Reducto
Otros/Blogs
Your Fanfics Lectores Escribiendo



¿Qué vamos a cenar?

Ir abajo

¿Qué vamos a cenar?

Mensaje por Etsu Kanau el Jue Sep 20, 2012 1:06 am

Incluso medio vestido de cazador de demonios, se dijo Clary, Simon parecía la clase de chico que iría a recogerte a casa para salir y sería educado con tus padres y simpático con tus mascotas. Jace, por otra parte, parecía la clase de chico que pasaría por tu casa y la quemaría hasta los cimientos por diversión.

[...]


Descripción: Fansfic de cazadores de sombra, donde un día cualquiera les invade. Tan corta es aquella batalla que podría resultar en fatalidad, que simplemente se dedican a disfrutar...,
Localización: Algún lugar de NY
Hora: 21:15 pm

Las calles eran oscuras, demasiado, pero a los adolescente nunca había importado. Tres jóvenes caminaban disfrutando la velada. Vale, mentira. No disfrutaban más bien trabajaban en una secreta misión. Los tres conversaban en un tono bajo, casual y uno que otro disgustado. Apenas comenzaban la noche y estaban un poco cansados. Pero no era de importancia cuando lo único que tenía que interesar era que por hoy habían salvado su vida…,
—Les dije que yo podría solo— sonrió girando la estela entre sus dedos.
—Por favor Jace ¿estas ciego?— las botas de Isabelle repiqueteaban sobre el húmedo asfalto mientras se dirigían al instituto —gracias a nosotros salvaste tu mano.
—-Lo tenía controlado— bufó por lo bajo mirando a ambos lados de la calle, el tráfico era pacífico pero sentía la presencia de alguien, quizá solo fuesen ideas suyas.
Sacó una piedra luminosa y la estrechó entre su izquierda al tiempo que metía la estela en el cintu, acomodó su cazadora e hizo una señal -con la mano que sostenía la piedra-, a Alec para que atravesaran la calle.
La calle estaba poco transitada, algunas personas pasaban nerviosas y presurosas esperando llegar a sus hogares después de una larga jornada de trabajo; algunos adolescentes reían con unas copas de más sobre sí y caminaban tambaleantes. Cuando pasaron junto a nosotros una chica le sonrió coqueta y claro el rubio le devolví la sonrisa con un guiño levantando la barbilla en su dirección; Isabelle rodó los ojos y él encogió los hombros con una mueca pícara entre sus facciones.
—Comienzo a creer que pasaremos toda la semana cazando nefastos demonios que no nos dan trabajo alguno—] resopló —-y eso me pone de mal humor—].
—A ti todo te pone de mal humor, Jace— Alec avanzó con su despreocupado paso entrecerrando sus enormes ojos azules, a veces se creía que ese muchacho ve mucho más de lo que reconoce. Jace suponía que esa idea de la damisela en apuros no solo es cuestión de chicas.
—Muero de hambre, deberíamos ir a comer algo antes de regresar al instituto.
—¿Hambre?— inquirió Izzy con disgusto. Su porte era el mismo de siempre, con su melena oscura cual noche de verano ondeando grácilmente, en su brazo enroscado su látigo de plata del cual eran arrancados destellos gracias a la luna centelleando en el vasto cielo nocturno y su mirada escrutadora, salvaje y extremadamente femenina bañada de dorado por las farolas laterales de la calzada. —Estamos bañados de pies a cabeza de icor de demonio— le dedicó una mirada de asco a su hermano adoptivo y él sonrió.
—-Y ¿qué?— conservó su sonrisa burlona —¿acaso no nos vemos más guapos así?— miró a Alec, él enarcó una ceja y pasó a mirar su ropa de cazador del que escurría un espeso hilo de fluidos de demonio, frunció el ceño hastiado —-bueno al menos yo].
—Uy si claro, tu cabello solo esta pegado a tu cráneo por el calor de la ciudad ¿no?— la chica sonrió con desdén mientras su hermano se quitaba la cazadora y la sacudía dejando rebaba salpicada sobre la acera.
—-Ah ¿esto?— pasó la mano sobre sus rubios cabellos oscurecidos por el icor —solo puse más gel del necesario— una vez más sonrió burlón con Alec acompañando a sus gestos.
Esto de pelear como verdaderos hermanos siempre les era divertido, Jace imaginaba que es así en todas las familias. Tener discusiones por pavadas de chicos y problemas que no van mucho más allá de no estar de acuerdo con las estrategias de batalla, o icor sobre la ropa antes de ir a cenar.
Isabelle abrió la boca a punto de decir un contrapunto pero su collar comenzó a emitir calor e iluminarse por la presencia de otro demonio. Se dedicaron una mirada y una amplia sonrisa apareció en sus delgados labios. Oh más acción, una noche interesante.
Cuando regresó la mirada a Alec ya tenía el radar en su mano.
—Vamos—] gritó corriendo al final de la calle sacando su estela. Supo por los tacones de Izzy que ellos le seguían, esa es la clase de confianza que se debe tener en tu parabatai… Alec, claro.
Todavía no alcanzaba la calle cuando apareció el demonio. Era uno menor, de grandes mandíbulas y dos filas de enormes dientes que emitían un chirrido al chocar entre ellos, su cola en terminación de un par de púas que zigzagueaba mientras se arrastraba por sobre el asfalto.
Chilló.
—Allí estas— tomó el cuchillo serafín —Sansanvi— musitó y la varita larga y transparente como el cristal igual a una estrella caída se iluminó bajo la empuñadura de plata.
Corrió escuchando el látigo de Isabelle tras de si, dio en el hocico del demonio y éste volvió a chillar. Jace dio un salto y clavó el cuchillo serafín justo entre sus ojos. El pobre parásito se sacudió y en cuanto pisó el piso la cola del demonio le dio en el costado con una de sus púas incrustándose en la cazadora rasgándola y causándole una laceración.
Maldijo cayendo de costado.
—¿¡Jace!?— la seducción abandonó la voz de Isabelle cuando el viento fue roto por varios latigazos.
El demonio rugió feroz.
Alec llegó a su lado —¿Jace?— se incorporó sintiendo el calor emanando de su profunda herida.
—-¡Maldición!— levantó su mano para que no terminara tan cerca de él. Alec suele ser demasiado sobreprotector.
—-¿Estás bien?—preguntó, cogió una flecha y con maestría la lanzó en dirección al demonio. En los últimos años y con Magnus de su lado ha mejorado bastante en esto de los combates. Para fortuna del rubio.
—Oh si claro, solo quería echarme una siesta— se irguió y el dolor casi parecía paralizante.
Alec frunció el ceño abrió la boca para decirme algo y Jace negó.
—Vamos ¿qué esperas? Hazme un iratze— un nuevo chillido del demonio e Izzy maldiciendo.
La cola del adefesio tomó por el tobillo a la morena, quien cayó al suelo y rodó para que la las púas no le alcanzaran. La sangre del demonio cubría ya una gran parte de la acera que cuando la cazadora de sombras intentó levantarse volvió a caer por la viscosidad.
Alec unió la punta de la estrella -que es la runa de la curación- y la marca que daba la impresión de ser ceniza tatuada sobre su bronceada piel desapareció quedando una cicatriz espectral e inmediatamente el dolor ceso. ¿Magia? Jamás.
Se levantó de un salto tomó el cuchillo serafín de Alec lo invocó con un rápido —Semangelof— corrí donde Isabelle que estaba a nada de ganarse otra embestida por parte del demonio al que alejaba con latigazos fuertes y que salpicaban de icor a todos lados.
Jace saltó sobre el cuerpo del serpenteante demonio y hundió el cuchillo serafín hasta la empuñadura sobre el dorso del animalejo. Se retorció y agitó ferozmente con un ruido sordo; un burbujeo atroz y se desvaneció en el piso. Cayó de rodillas empapando su ropa.
—Puag asco— el cuchillo y parte de sus manos estaban manchadas haciendo que cosquilleara todo su cuerpo gracias al icor.
Se levantó sacudiendo sus cabellos mientras recogía el cuchillo serafín. Lo metió en el cintu y extendió la mano hacia Izzy —¿Y qué... nos vamos a cenar?

[By: Sebs Lunex. Este material pertenece a la musa dueña de mi inspiración, Flor "mofetita"]
avatar
Etsu Kanau
Escritor en proceso Nivel1
Escritor  en  proceso  Nivel1

Mensajes : 5
Puntos : 45
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.