Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» The Dark Ages(Afiliacion Elite)
Miér Dic 04, 2013 7:27 pm por Invitado

» Plumas legendarias - élite.
Sáb Jun 15, 2013 5:37 am por Pluma Afiliada

» Centro de Rehabilitación (recién abierto)
Dom Mayo 12, 2013 8:07 pm por Invitado

» Demone Esorcisti { Demonios RPG } ✘ Cambio de Botón { Elite }
Jue Abr 11, 2013 2:02 pm por Pluma Afiliada

» Fábulas: El Exilio (Confirmación Afiliación Élite)
Jue Abr 04, 2013 7:48 am por Invitado

» Pinceladas en el aire. (Élite)
Dom Mar 10, 2013 4:41 pm por Invitado

» Trama (narratología)
Dom Feb 24, 2013 7:59 pm por Etsu Kanau

» Magic World Hogwarts {Af. Normal}
Mar Feb 12, 2013 2:09 am por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {Vampiros RPG +18} || Cambio de Botón
Mar Feb 12, 2013 12:49 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Sáb Abr 09, 2016 6:51 pm.
R.P.G
Make It Up As I Go LAS CENIZAS DEL FENIX BLACKOUT Image and video hosting by TinyPic Pandemonium Aresto Momentum Image and video hosting by TinyPic Rol Pretty Little Liars

Escriberol
Titanic RPG Party Is My Lofe Image and video hosting by TinyPic . Steam & Stitches Photobucket Mapa del Merodeador A New Line Of Blood primera generación Saeptum Reformatory The Hunger Games Rol Photobucket Muffliatto primera generación Photobucket subir imagenes Hogwarts 3rd Generación Image and video hosting by TinyPic Hogwarts Reducto
Otros/Blogs
Your Fanfics Lectores Escribiendo



Gloomy Sunday {One-shot, completo}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gloomy Sunday {One-shot, completo}

Mensaje por Kvothe el Sáb Oct 06, 2012 6:47 pm

gloomy sunday
Un lugar desconocido ◆ Una persona desconocida ◆ Una historia desconocida
Original
Género: Misterio, Suspenso, Terror
Clasificación Apto para todas las edades

Una música perturbadora, un mente sin protección, miles de deseos aplastados, una sola solución.


"My heart is telling you, how much I wanted you"
˜Gloomy Sunday

Recomiendo leer esta historia escuchando la versión de Billie Holiday de la canción Gloomy Sunday. Video aquí

Unas manos elegantes, finas, de dedos largos y pálidos, se pasean por las teclas blancas y negras suavemente, produciendo notas débiles y entrecortadas. La música fluye con dificultad, como la espesa sangre coagulada. No desaparece, sino que queda suspendida en el aire, observando atentamente, como el depredador acechando a su presa desde una lejanía prudente.

Sunday is gloomy. My hours are slumberless. Dearest the shadows I live with are numberless.

La letra golpea su mente rítmicamente, recorriendo los rincones más íntimos, privando su derecho de permanecer en silencio. La mente se ha aliado con la melodía, y él es solo un esclavo. Un esclavo de su propia mente, herida y trastornada por oscuras ideas, erróneas decisiones e inverosímiles deseos. Esclavo de sí mismo, sin saberlo realmente, sin querer revertirlo, sin saber qué querer.

—Dolor, tristeza; ilusorio, sangre, sombras. Verdad, puñal, víctima; imaginario, descontrol.

Las palabras que salían de su boca, en un susurro casi inaudible, teñidas de amargura, no eran las mismas que dañaban su mente, pero la entonación y el tono eran los mismos. Sus dedos de pianista acariciaban el instrumento con ternura, casi adoración. Sus ojos estaban inmóviles, desenfocados, inexpresivos, observando la negra noche sin luna ni estrellas, observando su interior. No parecían mirar a través de los sucios y agrietados cristales, sino a través de la blanca pared, monótona, desnuda de recuerdos y anhelos.

Little white flowers, will never awaken you. Not where the black coach of sorrow has taken you.

—Monstruo, temible; daño, mentira, irreal. Música, indescifrable; ruido, demonio, mal.

Las notas esperan, pacientes. Esperan a que él responda. A veces lo hace, otras no. Siempre termina confundido. Las palabras que piensa se mezclan con las que pronuncia, formando un aleación impecable, un contrapunto, una armonía. No tiene sentido, pero él lo entiende, le suena perfectamente razonable. Antes luchaba, se oponía, olvidaba el significado. Antes pedía ayuda, gritaba, rogaba, pero nadie le socorría, solamente la temible soledad le ofrecía un refugio y un velo de oscuridad con el cual ocultarse, hacerse pequeño, hacerse invisible. Ahora busca con fervor encontrar las respuestas a las imposibles preguntas que su mente curiosa formula, aunque esa respuesta sea inexistente.

Antes, el ruido escalofriantemente común y normal del teléfono combatía con la irregular y lenta melodía, le incitaba a tomar partido. Él se dividía en dos, la parte sensata y realista, que le llamaba a alejarse de la locura y atender a lo normal, contra la parte colérica y lastimada, que le obligaba a centrarse en la música y dejarse llevar por sus instintos naturales, sus instintos innatos, sus instintos salvajes.

Al principio luchaba. Luchaba por su bien, luchaba por salir adelante. Algunas personas querían ayudarle, y él intentó aferrarse a las cortas, peligrosas e inestables cuerdas que le lanzaban desde el borde del abismo; intentó no caer en el vacío. Pero toda la lucha fue en vano. Las cuerdas fueron cortadas, la ayuda rechazada. El teléfono pronto se silenció, la música era su única compañía, la única razón para existir. No cayó al vacío, él era el vacío, caliginoso y ambiguo, opaco y caótico, velado y umbrío.

Él ha elegido bien, o eso cree. Él es sabio, conoce su objetivo y su destino, vive en el mundo que él ha creado, el mundo que la música le inspira. Ya no habla más que consigo mismo, no habla más que con su mente, posesa y desequilibrada. Él es su mundo. Él es el dictador, él es el sirviente. Él es la ley y la justicia, el delito y las infracciones. Él es él y la música, y la música es su dueña y señora.

My heart and I have decided to end it all. Soon there'll be candles and prayers that are said, I know.

—Terror, ficción; realidad, herida y pavor. Negro, cuidado; soledad, azar, confuso e hiel.

Sus ojos ven la nada, y no ven la realidad. Sus ojos están ocultos, protegidos, encarcelados. Sus ojos claros, casi translúcidos, no se orientan, no se encuadran. Siguen sin ver, al mismo tiempo que ven lo que él quiere. La impasibilidad de su rostro se rompe cuando una deforme mueca, parecida a una desquiciada sonrisa, se forma en sus labios. Sus ojos siguen absortos, pero la maniática sonrisa grita que ha llegado el momento. Él sabe qué hacer, pero no sabe cómo. Comprende, como los primeros rayos del amanecer, cuál es su función en el mundo irreal, incomprensible, el mundo que fue el suyo hasta que abrió los ojos. Comprende que, aunque pensaba estar en su mundo, seguía atado y prisionero de la otra realidad, y él quiere marchar, ser libre.

My heart is telling you, how much I wanted you.

—Sacrificio es la solución. Matar, morir y vivir.

Por primera vez, sus palabras susurrantes adquieren un significado más descriptivo, sobre todo para él. Ya sabe qué debe hacer, ya sabe cuál es su obligación. Sabe que, para sobrevivir, debe hacer una ofrenda y un sacrificio, un precio muy bajo comparado con lo que le espera en el mundo en el cual quiere vivir. Un precio muy bajo comparado con el coste de la vida que la música le promete.

Por primera vez, la música se interrumpe, la melodía queda cortada, las notas se deshacen. La canción no termina, ni en el piano ni en su turbia y desorganizada mente. Pero sigue ahí, esperando el momento oportuno para acabar, para decir adiós. Esas pocas notas restantes le guían entre la soledad, el silencio y la oscuridad. Solo ellas saben dónde se dirige.

La noche es como él, umbría, cruel y trastornada. La puerta es como él, cerrada, inaccesible e inquebrantable. La calle es como él, solitaria, inmóvil y fría. La chica es como él, insignificante, un peón, un alma que debe ser liberada.

La chica no grita, no se percata de su próximo viaje al nuevo mundo. Solo siente una mano sobre su rostro, unos brazos alrededor de su cuerpo, un afilado puñal sobre su corazón y una sangre caliente y pegajosa recorriendo su torso.

Él sabe que era la única opción. No se lamenta, no llora, no siente culpa. Solo siente que ha hecho lo correcto porque, al fin y al cabo, es lo que le dicta la música. La música, que sigue explorando su afectada y trastornada mente. La música, que sigue obligándole a mantener el rictus desquiciado. La música, que sigue gritándole que termine con su objetivo, tan cercano que su olfato de desequilibrado, demente, perturbado, puede ya olerlo.

Aún sonriendo levemente, aún con los ojos desenfocados, aún con los dedos de la mano izquierda acariciando las imaginarias teclas, arranca el puñal del cuerpo inerte de la chica. Aún con la música resonando en su cabeza, termina la inacabada canción, exhalando dos palabras, entonando la tétrica melodía.

—Gloomy Sunday.

Con un golpe acertado se aleja de esa imaginaria realidad. Con una estocada oportuna se acerca a la verdad ficticia que tanto ansiaba. Con una puñalada apropiada y con una canción terminada abandona el mundo, todavía creyendo que era lo debido. Con un último suspiro se retira de un triste, lúgubre, pesimista y sombrío domingo.
Template por Oyuki ♣ 2012
avatar
Kvothe
Escritor en proceso Nivel2
Escritor  en  proceso  Nivel2

Femenino Mensajes : 31
Puntos : 302
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 13/09/2012
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.